jueves, septiembre 25, 2008

NOTA OFICIAL DE PRENSA DEL GRUPO MUSICAL LOS HUMILLADOS

LA MÍTICA BANDA LOS HUMILLADOS REGRESAN AL MUNDO DISCOGRÁFICO CON SU NUEVO CD “EL CANTO AGÓNICO DE LAS ESTATUAS”

En activo desde 1985, el grupo de Manresa, Los Humillados, vuelve a la carga con un excelente nuevo CD con 16 temas inéditos.

Después de 9 trabajos en solitario,a los que hay que sumar tres recopilatorios (uno de ellos de rarezas), varios trabajos compartidos con otras bandas, y colaboraciones en lanzamientos internacionales, la banda de culto Los Humillados, o lo que es lo mismo, Artur Ríos, Ester Subirana y la habitual congregación de músicos anónimos que conforman el grupo, rompen seis largos años de silencio, para presentarnos su trabajo más maduro, contundente y conseguido, “El canto agónico de las estatuas”.

El máximo exponente del panorama oscuro español, regresa, con un sonido mucho más elaborado, cuidada producción de sus temas, y su inconfundible estilo, ampliando su particular y sombrío repertorio, hacia nuevas experimentaciones, musicando letras propias y otras tantas de los poetas Javier Carnicer, Carles Mulet, Roberto Santos o A.R. Neuntoter.

Editado por su propio sello, Grabaciones Góticas, este grupo pionero y vanguardista en los sonidos más experimentales, densos y fúnebres, lanza al mercado a finales de octubre de 2008, un nuevo CD con el que ponen fin a su letargo discográfico. “El cantó agónico de las estatuas” es un precioso cofre lleno de pequeñas piezas de orfebrería sonora, la cuerda y los ritmos adquieren en este nuevo trabajo un protagonismo frente al papel secundario de sus trabajos anteriores.

Desde obras maestras del “Gothic Rock” como “habitante de la nada”, a sinuosas canciones tristes como “el espíritu de la sirena” o “lágrimas”, pasando por temas más rítmicos como “acaso alguien podría mejorar el silencio”, o con aires de pesadilla infantil como “ nana para un vampiro” o “vals de los fantasmas”. Éste lanzamiento es también el más comprometido políticamente, como el sentido homenaje a las víctimas del franquismo “ Abril 1939”, donde se incluye un discurso del mismísimo Lluís Companys en plena Guerra Civil, o “Héroe de Serbia”.

Los efectos sonoros semiocultos, los coros, los susurros, las campanas tañendo a los muertos, los ritmos militares o pasos de semana santa, los ambientes intensos y confusos, confieren a este trabajo una atmósfera sombría y heterogenia, un mosaico de sensaciones, que junto con las impactantes letras existencialistas, de amores imposibles, ensoñaciones, misteriosas historias ocultas, metafísicas, melancólicas, nos presentan a Los Humillados en su mejor estado de creación.

Como curiosidad, las grabaciones previas a las versiones definitivas que contiene este CD, se han ido colgando en la red a medida que se iban confeccionando, con sus respectivos e impactantes videos, en el canal de Youtube de la banda, adquiriendo, con el soporte audiovisual, todavía más profundidad.

Junto a este lanzamiento, Los Humillados están remasterizando sus viejos temas, ya descatalogados, anunciando para finales de éste año un nuevo CD recopilatorio, y una edición especial de todas sus grabaciones desde 1985 hasta la actualidad, remasterizadas.

Lista de canciones de “El canto agónico de las estatuas”:

1. Lo que quedará (versión dulce, instrumental, música Humillados) 1:53
2. Habitante de la nada ( Música Los Humillados, letra Javier Carnicer), 3:57
3. El espíritu de la sirena (Letra y música, Los Humillados) 3:22
4. Incorpóreo (Música Los Humillados, letra Carles Mulet) 5:01
5. ¿Acaso alguien podría mejorar el silencio? (música: Humillados, letra Carles Mulet) 4:24
6. Nana para un vampiro (música Los Humillados, Letra Carles Mulet) 2:28
7. Héroe de Serbia (música Los Humillados, letra Los Humillados+ A.R. Neuntoter) 2:49
8. Tu ausencia (música Los Humillados, letra Carles Mulet) 3:39
9. Buscando la nada (música Los Humillados, letra Carles Mulet) 4:22
10. Ángeles de mármol (música Los Humillados, letra Roberto Santos) 3:34
11. Dueño del vacío (música Los Humillados, letra Javier Carnicer) 4:09
12. La mujer que pintaba las piedras (Letra y música, Los Humillados) 3:53
13. Lágrimas (Letra y música, Los Humillados) 4:32
14. Oració (música (Los Humillados, letra popular) 2:11
15. Vals de los fantasmas (Letra y música, Los Humillados) 2:29
16. Abril 1939( instrumental, música Humillados) 5:45
17. Outro (instrumental, música Humillados) 2:31

Discografía (editada en España por Grabaciones Góticas):

1985- MC “6 nuevas bandas Catalanas”
1986- MC “Música para reuniones secretas”
1987- MC “El baile de las sombras”
1988- MC “El descanso eterno”
1988- MC “De Guerra, pasión y sentimiento”
1988- MC “1985-1988” (recopilatorio)
1988- MC “13 Incisoes” (con varios artistas, editado solamente en Portugal por Facada Na Noite)
1988- MC “Grabaciones Góticas Sampler" (recopilatorio con varios artistas (VA))
1990- MC “ E andou sobre o mar” (recopilatorio para el mercado portugués)
1991- EP “ Facadas Góticas” (VA)
1991- LP “ Berlín, Timisoara, Manresa” (VA)
1992- MC “Homenaje a Ian Curtis”
1992- MC “Spanish Gothic Bands I y II” (VA)
1993- CD “Ritualis Mortis” (compartido con Gothic Sex)
1993- MC “Canciones Tristes”
1994- CD “Spanish Gothic Bands III” (VA)
1995- CD “1985-1995- Dark Archives” (recopilatorio)
1996- MC “El conjuro de los poetas malditos”
1996- CD “The Silent Order” (VA)- Nyctalopia Records-Alemania.
2002- MC “El Silencio de la Soledad”
2003- MC “Entre telas, entre arañas” (recopilatorio rarezas e inéditos)
2008- CD “El canto agónico de las estatuas”


Más información y contacto con la banda:

Músicas de Régimen- Grabaciones Góticas.
Apartado de correos 497.
08240 Manresa (Barcelona).
musdereg@minorisa.es
info@mdrmusic.com ,
Teléfono 93.875.10.53.
Fax 93.875.13.78
http://loshumillados.wordpress.com
http://es.youtube.com/user/arturmdr

martes, septiembre 09, 2008

FERNANDO ARRABAL “LA PIEDRA DE LA LOCURA”.

Publicado por: LIBROS DEL INNOMBRABLE.
ISBN: 84-95399-08-3 Edición: 2000

”Entre los dos, me llevaron, atado de pies y manos, a la catedral de los sumisos.”

España nunca ha sido un país que haya sabido valorar a los genios del arte nacidos en su tierra. Un ejemplo de esta triste realidad es Fernando Arrabal: ganador con tan solo diez años del premio nacional para superdotados en el año 1941, figura esencial en la concepción del superrealismo junto a Andrè Breton, miembro fundador del Movimiento Pánico junto a Roland Topor y Alejandro Jodorowsky, finalista del Premio Cervantes en el año 2001, condecorado con la Legión de Honor francesa en el año 2005, poeta, escritor, dramaturgo,… una mente privilegiada cuyo reconocimiento nunca ha sido suficientemente estimado ni por los medios de comunicación, ni por el gran público. Tal vez el haber nacido en España haya sido su pecado terrenal, porque hablar de Fernando Arrabal en círculos intelectuales franceses, ingleses, norteamericanos,… es hablar de uno de los genios que más admiran por el vanguardismo y la profundidad del concepto trasmitido en cada una de sus obras. No exagero al decir que sin la presencia artística de Fernando Arrabal, una gran parte del avance en la evolución de la cultura artística actual estaría roto, incompleto, atrasado u obsoleto.

”Para no olvidarme de su cara la imaginé llena de números.”

Anteriormente he hecho mención a dos corrientes artísticas que conviene aclarar al lector antes de proseguir con el comentario de este libro: Superrealismo y Movimiento Pánico. Para entender el Superrealismo hay que echar la vista atrás y situarnos en París, en el año 1962. Fernando Arrabal toma contacto con la élite artística liderada por Andrè Breton y, poco después, les presenta su nueva obra marcada por la corriente superrealista a la que tanto adoraban. ¿Qué es el Superrealismo? El Superrealismo toma como base creativa el estado alterado del propio artista a través de métodos alejados de la lógica racional que sostiene el estado normal de vigilia. Con el Superrealismo, el uso de técnicas como la hipnosis, la escritura subliminal, el encierro en hospitales psiquiátricos, el uso de sustancias alucinógenas,… se convierten en el origen de la propia obra. Nada que pueda ser afectado por la razón es admitido como obra superrealista, y con Fernando Arrabal y su “piedra de la locura”, este campo se amplía al mensaje profundamente simbólico contenido en los sueños y las pesadillas. Por este motivo, cuando el lector se decida a leer este enigmático e hipnótico libro, sus palabras y frases romperán un poco ese estado de realidad racional concentrada en la lectura para abrir algunas puertas psicológicas que tendrán sentido, únicamente, en el particular universo cerebral que cada uno de nosotros poseemos en exclusiva. Si creen que “La Piedra de la Locura” es un libro alejado de la mente de uno en su función didáctica, estarán muy equivocados. Este libro contiene muchas llaves mentales en sus páginas que, tal vez, abrirán algunos candados subliminales de su cerebro.

”Junto al niño había un perro, con una caperuza de diablo, que parecía reírse de mí.”

Pero Fernando Arrabal se une a Alejandro Jodorowsky y Roland Topor, y fundan el Movimiento Pánico, que tiene como origen la palabra griega Pan, el todo. ¿Por qué lo llaman Pánico? Con el tiempo, Andrè Breton empieza a establecer reglas y normas de lo que es superrealista y lo que no lo es, y es precisamente ese encorsetamiento de lo que no tiene fronteras lo que llevará a los miembros del Movimiento Pánico a abandonar el círculo de Breton. Liderando esa separación se encuentra Arrabal, el cual reclama la libertad absoluta del artista respecto a todo aquello que lo limite. Fernando Arrabal sostiene que las normas establecen unas bases ideológicas, morales y estéticas que limitan la capacidad creativa del artista de vanguardia. Además, cuando una vanguardia ha de sostenerse en una serie de reglas para subsistir, en ese preciso instante deja de ser precisamente vanguardista. No se puede estar rompiendo barreras y, a su vez, exigir que se respeten totalmente otras nuevas.

”Me incorporé cuanto pude e intenté gritar, pero no me salieron nada más que gruñidos.”

En “La Piedra de la Locura” todo es onírico y subliminal, y su mensaje simbólico varía según haya sido formada la personalidad del ser que se atreva a pasearse por sus páginas. En “La Piedra de la Locura” encontrarán la presencia astrológica del Horóscopo, de las figuras del Tarot, de las piezas del ajedrez. En “La Piedra de la Locura” sentirán la presencia de la madre que devora y marca psicológicamente al hijo, sentirán el desprecio y las burlas del resto de las personas, sentirán la castración moral y ética que ofrece la religión cristiana al hombre en su relación con la mujer. En “La Piedra de la Locura” vivirán como realidad el verdadero mundo del SuperYo, un gigante aparentemente dormido en las profundidades de la mente pero que condiciona sutilmente a ese Yo con el que vivimos el día a día.

”Las mujeres llevaban cuernos blancos y antifaces negros. Los hombres, arrodillados junto a ellas, imploraban.”

Enfermedades y burlas, transformaciones y seres rayando lo absurdo, luces que oscurecen y oscuridad que ilumina, y la razón convertida en un perro a la búsqueda y captura de quienes desean ser libres. Como toque de auténtico lujo, en este volumen encontrarán ilustraciones en un completo equilibrio con el complejo mensaje de la obra. “La Piedra de la Locura”, los sueños y las pesadillas de Fernando Arrabal. Un libro pánico según su autor. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

”A veces, cuando me besa en la mano, siento un calor especial. Cuando retira los labios en mi mano aparece el escarabajo de oro y bajo él la palabra –Maravilla-.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 293
.

domingo, septiembre 07, 2008

CORMAC McCARTHY “LA CARRETERA”.

Publicado por: RANDOM HOUSE MONDADORI, S.A.
ISBN: 84-397-2077-5
Edición: 2008

Lux Atenea Webzine es un proyecto que nació sin números ni fechas ni tiempos de entrega. Queríamos que el blog se fuera haciendo a sí mismo, que creciera y se alimentara por sí solo, con las únicas energías de las ganas de compartir información cultural con quienes verdaderamente estuvieran interesados en ella. Con cada nuevo lector que nos leía, Lux Atenea Webzine fue sumando días, semanas y meses, y también artículos hasta llegar a este momento de celebración. Queda mucho trabajo por hacer, muchas experiencias y opiniones por compartir con los lectores, muchos libros por descubrir, pero pasado este tiempo podemos celebrar estos trescientos artículos publicados gracias, únicamente, a todos vosotros, a todos los lectores que seguís confiando en nosotros para informaros culturalmente. Como clausura de esta celebración, doy paso a mi artículo sobre el libro “La carretera” de este galardonado escritor.

Despertamos de noche en una paralizante oscuridad, asustados como un animal indefenso intentando recordar dónde estamos. El frío no ayuda a levantar el cuerpo, y menos aún, a clarificar la mente. A nuestro lado, una hoguera alumbra lo único que nos queda en el mundo: un carrito con comida, un arma y nuestro hijo. Mi pequeña introducción sobre este inquietante libro espero que les haya invitado a adentrarse en una historia de supervivencia, de fuerzas y debilidades, de lucha, de compromisos unilaterales que se esconden tras la sombra de las personas. Porque McCarthy nos presenta un mundo quemado y arrasado por un holocausto nuclear, con ciudades abandonadas y extensiones de miles de kilómetros marcadas como indeseables pasajes del Apocalipsis.

Sin memoria, sin capítulos, sin nombres ni colores, hombres grises transitan por carreteras entre despojos de civilizaciones mientras se abandona, y a su vez, se añora todo lo que se ha perdido. En apenas unas pocas líneas, McCarthy nos explica esta cruda historia de fuego y horror mediante el uso del flashback, unas frases que te trasladan inevitablemente a este infernal mundo. Con unas descripciones impactantes, nos convertimos en un personaje invisible al que le permiten observar cada secuencia, cada situación, cada barbarie, sin poder interceder en los acontecimientos. Se vive pero no se muere. Se mira pero no se manipula, y devoras el libro, levantas la vista para poder saborear unas líneas de esperanza y ves el mundo que tenemos. Y piensas, ¡lo estamos destruyendo todo en la actualidad! ¿Será “La carretera” un presagio de lo que nos espera? Los colores en el mundo no deberían desaparecer nunca, y quizá, para eso estamos aquí los seres humanos, para ser los protagonistas en la Tierra durante generaciones y generaciones. Parecemos silenciosos participantes en un drama inevitable. Todo se ha convertido en cenizas que se mueven en un aire irrespirable. Monocromático es el día, y la noche, sólo oscuridad, y viajaremos hacia el sur más cálido, huyendo del frío, para escondernos del Mal.

Cuando el ser humano es despojado de su cultura, de su familia, de sus valores y apartado de una sociedad sostenible, ¿qué le queda? Le queda lo primitivo, el retorno a sus orígenes animales, ampararse en la ley del más fuerte, y la opción del canibalismo como la forma más sencilla de obtener alimento. Para sobrevivir a cualquier precio, llega incluso a ver a sus congéneres como animales de granja para alimentarse, porque en “La carretera”, la vida humana no tendrá valor alguno. Crudeza y brutalidad, fuego y sangre sobre la tierra, la civilización tal y como la conocemos podría desaparecer si llegara a pasar todo lo aquí narrado. Esto es “La carretera”, un camino gris en un mundo gris ante un futuro de cenizas. Un gran libro premiado con el Pulitzer en el año 2007.

Un nuevo libro para su biblioteca.

Atenea

Artículo Nº: 292
.

viernes, septiembre 05, 2008

WILLIAM SHAKESPEARE “MACBETH”.

WILLIAM SHAKESPEARE, OBRAS COMPLETAS XI.
Publicado por: RBA, S.A.
ISBN: 84-473-2930-5 Edición: 2003

”Sólo tiene vida en mí lo que aun no existe.”

Cercano a la frontera de la novela negra, “Macbeth” es una obra trágica escrita por Shakespeare tras inspirarse en la historia de Macbeth incluida en las crónicas de Holinshed, libro publicado en el año 1587. Pese a que Shakespeare sitúa la acción de este dramático libro en Escocia, este factor no se corresponde en absoluto con las tierras escocesas que todos conocemos, un detalle que debemos tener muy en cuenta durante toda su lectura. En el año 1606, Shakespeare escribió “Macbeth” como historia a representar en el teatro en presencia de su alteza Jacobo I, y como una especial cortesía ante el rey de Dinamarca Christian IV, ilustre invitado de la Casa Real inglesa.

”La imagen de la desolación se hizo familiar a mi espíritu, y ya no me conmueve nada.”

Una de las cosas que más me gusta de “Macbeth” es que es un relato en el que Shakespeare no busca solamente la justicia como eje principal de la obra, sino también encuentra imprescindible el provocar en el criminal ese cargo de conciencia necesario para dar más fuerza aun a la justicia que se ejecutará. Hablando desde un punto de vista psicológico, “Macbeth” es una de sus obras más completas y complejas, e ineludiblemente, termina implicando al lector en una serie de cuestiones éticas y morales sumamente delicadas. Explotando con maestría este elemento, Shakespeare complicará aun un poco más el establecimiento de una línea perfectamente definida entre lo correcto y lo incorrecto en este relato, moviendo todos los engranajes de la obra para que “el crimen pueda consumar lo que ha empezado el crimen”, una forma más suave de decir aquello de “quién a hierro mata, a hierro muere”. En “Macbeth”, el poder del Mal llega a ser tan avasallador que el uso exclusivo del Bien y la bondad no son suficientes para apartarle de sus dominios, y el Bien queda, simplemente, como una idea deseable para corregir el rumbo tomado por el tirano en su mandato. Pero Shakespeare deja muy claro que es, a todas luces, un pensamiento irrealizable.

”Estoy en un mundo donde a veces se tiene por locura hacer el bien, y se tributan elogios a la maldad.”

La victoria de Macbeth y Banquo sobre el rey Suenon de Noruega le sale muy cara al rey Duncan, una deuda que pagará con su sangre. Tras esta victoria, el rey Duncan cometerá un grave error al nombrar a su hijo Malcolm como heredero al trono, sorprendiendo al lector con la inocencia, irresponsabilidad e inmadurez de este acto, algo impropio en una persona de su nivel en una situación como esta. La consecuencia de tales actos no se hará esperar, y serán el origen de una horrible etapa de asesinatos y muertes que dejarán huella en el futuro gobierno de Escocia. El rey será asesinado. Banquo encubrirá el crimen cometido por Macbeth, pero al conocer lo que nadie debe conocer, también quedará marcado su destino con el sello de la tragedia por orden del nuevo rey. Mas aun, tras el conocer Macbeth el augurio sobre el futuro de Banquo comentado por las brujas.

”Si los sepulcros no arrojan su presa, los palacios se trocarán en festín de buitres.”

Macbeth lucha contra su conciencia pero le pueden más su ambición y sus ansias de poder, por lo que no dudará un instante en hacer uso del asesinato, no sólo para conseguir el poder supremo, sino también para que este permanezca en sus manos. Personificando a la maldad, ejecutará sus acciones de manera precisa, instantánea y fulminante sin que le tiemble el pulso, pero, curiosamente, Macbeth es una persona que se juzga a sí mismo con una absoluta rigidez, y teme mucho más la mala opinión que de él mismo pueda llegar a tener, que de la horrible visión que de él tengan el resto de la gente. Por este motivo, el peor enemigo de Macbeth se llamará Macbeth.

”Aquí las sonrisas son puñales.”

Macbeth es ambicioso y se muestra implacable con quienes se oponen a sus designios. Macbeth no teme a Dios, sino que se teme a sí mismo, y este elemento crucial de su personalidad provocará que se corrompa y aniquile desde dentro de sí mismo. Macbeth se ve como un líder indiscutible de la comunidad, pero con el talón de Aquiles de su inestable personalidad. Macbeth desconfía porque no se fiaría ni de sí mismo, y con esa rabia y ese fuego interior imposible de apagar, se comportará con el resto de las personas que le rodean de forma despótica hasta la saciedad y sin ningún tipo de límite, atrapando a sus súbditos en una tela de araña de corrupción y falta de ética que los llevará a vivir en una absoluta desconfianza hasta entre ellos. En esta delicada situación, cada uno de sus vasallos terminará encerrándose en una individualidad forzosa porque, al encontrarse totalmente condicionados por el abusivo modo de gobernar del rey, sus inseguridades darán forma y solidez a su propia cárcel psicológica dentro de la prisión de sus pensamientos.

”Muchas veces tenemos por amor lo que es verdadera desgracia.”

Si hablamos de Lady Macbeth, su esposa, ella sabe muy bien cómo manipular a Macbeth para conseguir que este haga lo que ella desea, pero una vez Macbeth ha alcanzado el poder y es nombrado rey, esta perderá toda su influencia y todo su control sobre los hilos que le permitían manejar a Macbeth según su antojo y criterio. Pese a que Lady Macbeth es cómplice y encubridora de los crímenes cometidos por Macbeth, y aunque nos pueda parecer que posee una personalidad fría y calculadora, también el sentimiento de culpa acabará afectándola igualmente. Acabará siendo prescindible para los intereses de su marido una vez este ha conseguido lo que buscaba, y al final de la obra, Lady Macbeth acabará viendo la opción del suicidio como única salida a su desesperada situación.

”Hombre excesivamente confiado está medio perdido.”

La presencia de lo sobrenatural es constante durante toda esta historia. Espíritus que aparecen y desaparecen de la escena, sombras, sonambulismo, presagios,… aspectos que dan un siniestro colorido a la obra y que dan una fuerza y un ambiente muy especial a las escenas aquí que se desarrollan. Además, la presencia de las brujas acaba sorprendiendo al lector con el mensaje de sus presagios, condicionando gran parte de los pensamientos sobre las acciones leídas. Como gran momento estelar del protagonismo de estos hechos sobrenaturales durante la obra, destaca la escena en donde Macbeth ve el espíritu de Banquo sentado en su asiento durante la cena, una imagen que únicamente verá él entre todos los allí presentes. Una figura fantasmagórica que lo dice todo sin tener que decir nada.

”Estoy en un mundo donde a veces se tiene por locura hacer el bien, y se tributan elogios a la maldad.”

Malcolm versus Macbeth, el Bien contra el Mal, la luz frente a la oscuridad. En un ambiente tan opresivo, el enfrentamiento entre Macbeth y Malcolm terminará siendo inevitable, y en su lucha final, el ímpetu guerrero y la seguridad en la victoria en Macbeth se vendrán abajo tras descifrar con claridad la última profecía de las brujas. Eso sí, sin dejar de luchar acabará aceptando conscientemente el inexorable destino vislumbrado. “Macbeth”, una historia de crueldad, de amoralidad, de violencia y de ausencia de ética alguna como culto supremo al lema “El fin justifica los medios”. ¿Cuántas veces a lo largo de la Historia de la Humanidad se ha logrado alcanzar el poder a través de la traición y el derramamiento de sangre? “Macbeth”, el poder, el miedo y la misantropía unidos en un solo hombre. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”¿De qué sirve el poder sin la seguridad?”

Lux_Atman

Artículo Nº: 291
.

miércoles, septiembre 03, 2008

FRIEDRICH HÖLDERLIN “LOS HIMNOS DE TUBINGA”.

Publicado por: EDICIONES HIPERIÓN, S.L.
ISBN: 84-7517-319-5
Edición: 1997

Ӄl camina cargado de dolores
por senderos donde no hay amigos.”


¿Qué es Europa desde sus raíces? Fundamentalmente revolución, inconformismo e individualismo, y ese espíritu manifiestamente europeo es el que posee a Hölderlin, incomparable e insustituible poeta del Romanticismo, durante la época en la que escribió “Los Himnos de Tubinga”. En vista al desangelado presente que le tocó vivir, Hölderlin concibió esta obra como la semilla que daría sus frutos en la fértil mente del futuro “Elegido de los Dioses” sobre la tierra. Inexorablemente, el jugo de esos frutos debería traer consigo el conflicto con esa sociedad estancada por el entumecimiento ético y la esclavitud moral. De esta forma, sus palabras incitan a la rebeldía desde la vital pureza del corazón, pero sin confundir esa rebeldía con el libertinaje y la satisfacción caprichosa del Ego humano. Para Hölderlin, la auténtica rebeldía no es otra cosa que una clarividente fuerza proveniente del instinto interior propio del individuo.

”Eternamente, como las llamas de las Vestales,
ardían coraje y amor en todos los corazones.”


Como máxima figura dentro del ideal romántico, Hölderlin escribe “Los Himnos de Tubinga” plenamente convencido de la implantación de su mensaje en Europa en un futuro que ve y siente como algo muy cercano. Hölderlin cree con absoluta certeza en la victoria de estos ideales porque se encuentran fijados en una perfecta armonía con lo bello, con la esencia de lo divino, con los pilares fundamentales del destino universal del propio ser humano. A través de “Los Himnos de Tubinga” nos habla sobre qué razones han de mover el carro del triunfo europeo para que su mensaje pueda sentirlo cualquier ser humano desde dentro, desde la profundidad insondable de su interior. ¿Sus pensamientos son tan solo un ideal? ¿O una utopía? ¿O un sueño alejado del mundo real? Tal vez sea así, pero Hölderlin los considera algo irrenunciable en el ser humano, en esa ineludible lucha para el establecimiento de una sociedad en donde cada ciudadano tenga por derecho propio el estatus de hombre libre.

”Escombros es la bella apariencia de las cosas,
cuando no está unida a la fuerza de mi justicia.”


Es posible que “Los Himnos de Tubinga” sean una quimera, un estado ideal del pensamiento europeo, una lucha por crear una sociedad en la que la virtud sea el principal pilar en la que se sostenga, pero algo que tiene muy claro Hölderlin es que, para que a nivel social se puedan establecer estos nobles principios, “el Elegido de los Dioses” necesita alzarse con la victoria para, a continuación, actuar como un catalizador que transforme la civilización europea en una embajada del Olimpo sobre la tierra. Este personaje de tintes mitológicos tiene un nombre, Hiperión, y Hölderlin lo perfila y da forma de manera precisa y milimétrica, conceptualmente hablando. Por este motivo, el sentido de “Los Himnos de Tubinga” es el de aleccionar y marcar cómo y qué debe llevar a cabo Hiperión para alcanzar con éxito ese privilegiado destino en el futuro de Europa.

”Los placeres brotan de la necesidad
y sólo entre dolores madura
lo más querido, lo que mi corazón disfruta.”


Sin duda alguna, Hölderlin cree en la complicidad irracional que une a los hombres amantes de la libertad, una poderosa fuerza que potencia el impulso de sus acciones. Gracias a su lucha por la libertad, el ser humano logra estar orgulloso de su dignidad cuando esta es conseguida, ganada. Los Dioses son, sobre todo, libres, y el ideal que observamos en las palabras de Hölderlin posee esa luz proveniente del infinito porque este poeta siente con absoluta honestidad desde dentro, la presencia de lo divino en la propia vida.

”Nunca se somete, engañada por la arrogancia,
el alma libre a la sombría locura.”


Hölderlin siente un profundo respeto por el poder de la Madre Naturaleza, un poder que el ser humano ha de sentir como una parte importante de su vida, aunque a veces este pueda llegar a parecerle inhumano, cruel y dramático. El hombre vive en el hogar de la Madre Naturaleza, pero su sentido existencial se encuentra en su jardín mientas camina hacia la puerta que le permita entrar en el mundo de los Dioses. Pero sabe con certeza que para poder cruzar esa puerta, antes debe renovar radicalmente su espíritu. Sin esa condición, esa puerta nunca permitirá ser abierta.

”Que el placer del triunfo de la virtud purifique
mi pecho de las mezquinas alegrías.”


Cuando se habla de Hölderlin, estamos haciendo mención a un genio de la literatura cuya cultura e inteligencia le permitió ver desde la lejanía, la imagen del luminoso Olimpo. La cultura, ese factor soldado inevitablemente al sentimiento de libertad humana, ese pedregoso sendero que ha de pisar aquel hombre que desee sentir lo sublime desde su propia alma. La cultura, ese inacabado libro que los hombres llevan escribiendo desde que el mundo es mundo para lograr encontrar y comprender la razón de su existencia, de la vida y del tiempo. “Los Himnos de Tubinga”, la necesaria renovación metafísica de la existencia humana. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

”Es mío aquel a quien una noble imagen
embellece con encanto el corazón,
despreciando las bajas ansiedades,
anhelando en una vida sin mancha
el placer puro de los dioses.”


Lux_Atman

Artículo Nº: 290
.

lunes, septiembre 01, 2008

GUY DE MAUPASSANT “EL MIEDO”.

Publicado por: ARTEMISA EDICIONES.
ISBN: 84-96374-78-2
Edición: 2008

”Tengo miedo de mí mismo.”

Hablar de Guy de Maupassant es hablar del mejor escritor de relato corto del siglo XIX y de uno de los mejores autores de cuentos de todos los tiempos. Conocer la influencia de la obra de Guy de Maupasant y su particular estilo narrativo en los escritores de novela corta del siglo XX, se convierte en un factor esencial a la hora de estudiar cómo evolucionó un estilo literario fuertemente marcado por la concentración del mensaje en la trama. Muchos relatos cortos han marcado posteriores novelas de gran éxito en ventas, al ofrecer al autor esa estructura claramente definida a la que faltaba, tan solo, extenderse en la descripción de detalles, escenarios y perfiles de personajes.

”¡La mirada! ¡Soñadla! ¡La mirada! Bebe de las apariencias para alimentar la imaginación.”

Guy de Maupassant es un genio literario que sorprende por la tremenda facilidad con la que lleva al lector al mismo escenario que está leyendo, situando su mente en el eje de la acción descrita con una maestría admirable. Leer a este escritor de novela corta es similar a oler la esencia de una fragancia. Metafóricamente hablando, hay escritores que sacan exquisitas aguas de colonia con olor a rosas. Hay otros autores (hay que decir, eso sí, que son pocos) que logran dar un paso más en sus obras al obtener perfume de esas mismas rosas. Pero en cambio, hay escritores marcados por lo excelso que consiguen sacar esas raras y difíciles gotas de esencia de perfume de rosas que le permiten sobresalir entre los maestros literarios. Uno de estos creadores de apasionantes historias es Guy de Maupassant.

”Con la espesura de los árboles mi jardín me pareció una tumba donde mi casa estuviera enterrada.”

Los cinco relatos agrupados en este volumen llevarán al lector a tierras lejanas e inhóspitas de África (“El Miedo”) en donde el silencio del desierto es roto por poderosos y paralizantes sonidos sin explicación alguna. Podrán comprender los motivos que llevan a una mujer a querer separarse de su marido (“Un caso de divorcio”) tras comprobar cómo el ideal del amor concebido por su marido, nada tiene que ver con la realidad de una vida en común. Asistirán al sobrecogedor velatorio del fallecido filósofo Schopenhauer en cuerpo presente (“Junto a un cadáver”) vivido por los dos protagonistas de la historia. Quedarán fascinados por la misteriosa mudanza de los objetos y enseres (“¡Quién sabe!”) en la casa de un hombre solitario un tanto especial. Cerrando este conmovedor libro encontrarán el relato “Él” y pasarán a vivir en la misma piel de un hombre acosado por la presencia de un ser fantasmal, una historia que se mueve en los límites de la propia razón.

”No quiero pasar mis noches solo.”

Es digno de admiración que editoriales como Artemisa sigan apostando por publicar obras tan selectas como la presente. Una selección de esta categoría eleva a empresas como esta a un nivel más allá de lo puramente informativo y comercial, convirtiendo la cultura en ese bloque de mármol que va siendo pulido poco a poco hasta alcanzar una suavidad que sobrecoge. “El Miedo”, cinco relatos tan concentrados, fuertes, aromáticos y con carácter como cinco tragos cortos de absenta. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

”Como esos misteriosos presentimientos que sobrevienen antes de que nos suceda algo en apariencia inesperado.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 289
.